6 paraísos yoguis en México

Yoga

Por: Ariela Stern 

El yoga es una disciplina que se originó en India hace siglos. La práctica diaria de esta hermosísima arte marcial brinda un estado de tranquilidad y equilibrio. Afortunadamente estamos viviendo en un mundo tan global que nos permite hacer de todo en todas partes, ya se puede esquiar en el medio oriente, comer sushi en prácticamente todo el mundo y, sobre todo, practicar yoga en locaciones de México espirituales pero sobre todo bellísimas. 

Aunque la disciplina del yoga nació a miles de kilómetros de las tierras mexicanas, existen lugares que pareciera que fueron hechos para practicarlo. Hay pocos lugares del mundo con sitios con tanta mística, energía y belleza. 

ID-100281587

A continuación una lista de los 6 paraísos para yoguis en México:

Tulum

Los que conocen Tulum estarán de acuerdo que existen pocos lugares tan especiales como éste, la combinación entre las ruinas y el mar es simplemente extraordinaria. Es un sitio que constantemente nos recuerda sobre la permanencia y la transcendencia, pues hay pruebas visuales de una cultura maya que existió hace cientos de años. Tulum es un oasis para meditar y conectarse tanto con la naturaleza como con el pasado. La práctica de yoga que se puede practicar en Tulum, es un yoga para echar raíces, para respirar la exquisita brisa del mar. Definitivamente existe la posibilidad de ir de manera independiente y quedarse en un hotelito austero que seguramente tendrá pequeñas sesiones de yoga. Pero también existen retiros y centros de yoga que no hay que ningún amante del “om”, del “shanti” y del “namaste” debe perderse entre ellos: Yoga Shala, Yoga Adventures Tulum y Amansala. 

Yaxchilán

Imaginen hacer la posición de Virabhadrasana (Guerrero) en un lugar en dónde existieron verdaderos guerreros mayas. La fuerza que brinda este lugar es impresionante, está lleno de energía. Yaxchilán significa piedras verdes en maya, pues todas las pirámides, inscripciones y altares están siendo tragados lentamente por la selva chapaneca. Verdaderamente no existe un lugar con más belleza espiritual. Es un constante recordatorio de cómo la naturaleza siempre será más fuerte que lo que los humanos puedan llegar a construir, de la belleza que a veces representa la degradación. Un lugar perfecto para una práctica enfocada en el agradecimiento. Por supuesto que en este sitio arqueológico no hay escuelas ni centros de yoga, pero si es común que pequeños grupos de yoguis hippies se reúnan a practicar sobre una pirámide al amanecer o al atardecer.


Tepoztlán 

Probablemente esta es la cuidad con más centros, escuelas y retiros de yoga por metro cuadrado en México. Un pueblito encantador, en donde se puede practicar yoga por la mañana, escalar el tepozteco a medio día, comer en exquisitos restaurantes vegetarianos o veganos, meterse al temazcal por la noche o darse un buen masaje. Estas actividades son parte de la vida cotidiana de este relajado sitio. Es un excelente lugar para convivir con más yoguis y comprarse toda la parafernalia hippie para practicar con estilo. Existen infinidad de lugares para acudir a hacer yoga pero entre los mejores se encuentran: Yoga La Buena Vibra, Casa Azul de Tepoztlán, Atmaram Yoga y Centro Kórima.

Siete luminarias

El pleno centro geográfico de la república mexicana se encuentra en el Valle de Santiago y es uno de los 46 municipios que integran el estado de Guanajuato. Este lugar está lleno de cráteres de meteoritos. ¿Qué mejor lugar para practicar yoga que un sitio en dónde alguna vez cayeron cuerpos celestes? Las siete luminarias en el Valle de Santiago son ideales para practicar un yoga con humildad, pues el lugar es un constante recordatorio de lo pequeños que somos. Esta región volcánica no cuenta con absolutamente nada de civilización, lo mejor es ir a practicar yoga solos o con un pequeño grupo, hay que aprovechar la magnitud de este lugar para entender nuestro lugar en este mundo. 

Sayulita

Hermosísima playa surfer en la Riviera nayarita, en dónde viven actualmente una cantidad importante de europeos bohemios. Sayulita es un lugar precioso con acantilados que dan al mar. Por ser un pueblo de surfers la gente aquí está muy en forma y siempre está haciendo ejercicio. Lo cual es una excelente inspiración para practicar un core yoga con mucha fuerza y enfocada en el cuerpo. Casi todos los hoteles de esta playa tienen su propio centro de yoga y todas las tardes hay cases gratis en la playa. Aunque si hay centros que vale la pena conocer: Linga, Hotelito Los Sueños y Casa Kukana.

Zipolite 

Esta playa oaxaqueña es ideal para irse a un retiro de yoga de larga duración, pues además de contar con muy buenos programas el sitio es un verdadero paraíso; con suerte podrán ver ballenas grises en el invierno. Zipolite es un lugar súper relajado en dónde la gente es tranquila y bastante hippie. Inclusive existe una playa nudista para los que estén interesados en una práctica de yoga como Dios lo trajo al mundo. Este paraíso se encuentra a pocos minutos de Puerto Escondido pero sus playas son más vírgenes y apacibles. Algunos centros y escuelas de yoga recomendadas son: La Loma Linda, Solstice y Linga.ID-100217348

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *