Temazcal, un baño que renueva y revitaliza el espíritu

Screen Shot 2014-10-14 at 11.51.33 AM

IMG_0012  La experiencia de estar dentro de un temazcal es auténtica, mágica, y al mismo tiempo difícil. Es un ritual que sirve para relajarte, purificarte y aprender a controlar tu mente. Durante este baño realizas ejercicios de meditación y tienes un encuentro contigo mismo y con seres ancestrales.

¿De qué se trata?

Es un baño de vapor que hace que “sudes odio”… o al menos es una forma sencilla de describirlo. Normalmente dura dos horas, durante las cuales estás dentro de una casa de cuatro puertas, construida con concreto (tipo iglú). El ambiente es completamente oscuro, con un calor insoportable.

El Temazcal es visto como una prueba para tu cuerpo y para mejorar el control que tienes sobre tu mente; por lo que una vez que entras, debes esperar a que tus ojos se ajusten a la oscuridad para comenzar la experiencia.

IMPORTANTE: Si tienes diabetes, alguna enfermedad del corazón o inclusive si sufres de claustrofobia, ¡no es para ti!

El Temazcal implica que entres en pequeños grupos, con poca ropa y sudar al sonido de cantos que lidera algún Chamán. Si no vas en grupo, te tocará entrar con puros desconocidos, lo cual es una gran experiencia, ya que lograrás compartir, convivir y sincerarte con perfectos extraños.

IMG_0011  Screen Shot 2014-10-14 at 11.51.33 AM

¿Qué significan las cuatro puertas?

Son las veces que abren el Temazcal para modificar la temperatura del vapor. Se le agregan piedras, agua y alguna esencia de hierbas naturales por cada vez que se abre. Normalmente las esencias que usan son el romero, eucalipto, azahar, alcanfor, jazmín, limón, cedro, sándalo y canela.

Mi experiencia la viví en Malinalco, y fue una de las más difíciles en cuanto al manejo del calor. Cuando estábamos en la tercera puerta, me dolía la cabeza por las altas temperaturas y por todas las emociones, o energías, que estaba sacando. Una vez que superé la tercera puerta, que por cierto fue la más calurosa, pude volver a controlarme para llegar a la última. Hubo un momento en el que me costaba respirar y seguir, pero ahí es donde entra el poder de tu mente y tu capacidad de controlarte a ti mismo. Eso sí, una vez que salí me sentí una mujer renovada. Sentí que el peso que traía en los hombros simplemente se desvaneció.

Se dice que el vapor, junto con la mezcla de hierbas, limpia el tracto digestivo, mejora la circulación de la sangre, limpia tu piel y da energía a los músculos cansados.

En fin, si es algo que te llama la atención, no dejes de hacerlo. Es una tradición mexicana espectacular que te levantará el espíritu.

Screen Shot 2014-10-14 at 11.50.26 AM  Screen Shot 2014-10-14 at 11.49.41 AM

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *