La mariposa monarca en México

marip1

México es un país en el que abundan los espacios naturales de increíble belleza. Por ejemplo, tiene tres santuarios distintos donde puedes disfrutar de la magnífica experiencia de observar a la mariposa monarca. La mejor época para visitarlos es durante el periodo de noviembre a marzo.

La mariposa monarca es una maravilla por el espectacular colorido que tiene: es fácil de reconocer por los tonos anaranjado y negro de sus alas. Las hembras son más oscuras y sus alas más gruesas, mientras que los machos son más grandes y tienen las rayas más delgadas. Este tipo de mariposa se distingue por su ciclo de vida, que dura entre 24 días y 8 meses. Durante su viaje a México, las mariposas se cortejan y reproducen; aunque es difícil determinar cuántos huevos ponen las hembras, se calcula un aproximado de 300. La nueva generación es la única que vuela de regreso a Estados Unidos y Canadá.

La mariposa es un insecto de sangre fría que tiene la capacidad de ajustar la temperatura de su cuerpo al medio ambiente y así conservar su energía y grasa para el viaje.

mariposas

Los tres santuarios del Estado de México son:

°Ejido El Capulín (se encuentra cerca de Valle de Bravo, en el municipio de Donato

Guerra, a 80 km de la ciudad de Toluca)

°Piedra Herrada (se encuentra en Valle de Bravo; se llega a él por la carretera de Toluca hacia

Temascaltepec y tomando la desviación hacia Valle de Bravo)

°La Mesa (se encuentra entre Michoacán y el Estado de México)

Esperamos que disfruten estas fotografías que tomamos del santuario de Piedra Herrada.

 

Invalid Displayed Gallery

Qué llevar:

Zapatos cómodos, porque hay una pendiente pronunciada. Agua para la caminata (también se alquilan caballos, por si alguien prefiere no caminar).

Hay que tener en cuenta que el recorrido del santuario de Valle de Bravo dura aproximadamente cincuenta minutos y es de subida. Una vez arriba, los árboles repletos de mariposas son todo un espectáculo: resulta imposible distinguir las hojas de las ramas yos árboles se ven anaranjados debido a la cantidad de mariposas que hay en ellos.

 

Cómo cuidar estos santuarios:

No usar aparatos de sonido y guardar silencio para no molestar a las mariposas durante su periodo de hibernación. No tirar basura. No sacar mariposas del santuario (ni vivas ni muertas).

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *